Documento

A-CC-0011-11

Fecha de expedición
Módulo de Ubicación
No. Catalogación: A-CC-0011-11
Fondo en el Archivo General de Indias
Santa Fe
No Legajo
62
No Documento
N. 11
No. del folio original
26 verso - 31 verso
No. de las imágenes digitalizadas
52-62
Cantidad imágenes del documento
11
Módulo de Descripción
Tipología documental del AGI
Cabildos Seculares de Santa Fe - Cartagena
Clase de documento
Petición
Procedencia
Cabildo de Cartagena
Remitente
Bartolomé Campuzano, Procurador General del Cabildo de Cartagena
Destinatario
Francisco de Toledo, Virrey del Perú
Fechas límites
1569
Fecha de expedición
Titulo Original

no especificado

Descripción Nivel 1

Petición del Cabildo de Cartagena para que el rey provea de armamento a Cartagena para su defensa.
Descripción sobre la importancia estratégica de Cartagena para las Flotas, Armadas, el comercio del Caribe, los mercaderes y el progreso de las provincias de Cartagena, Santa Marta, Popayán, Nuevo Reino de Granada e inclusive Cuba y otras islas cercanas.
Solicitud para que las flotas y armadas que vengan a Tierra Firmen paren en Cartagena para traer y llevar mercancía, aviarse y cobrar los impuestos de la Corona.
Consecuencias e inconvenientes que traería a la Corona y a las provincias de Cartagena, Santa Marta, Popayán, Nuevo Reino de Granada si las flotas y armadas no paran en Cartagena sino sólo en el Nombre de Dios.

Descripción Nivel 2

Peticiones de don Bartolomé Campuzano, Procurador General del Cabildo de Cartagena, a don Francisco de Toledo, Virrey del Perú.
El Cabildo de Cartagena informa en detalle al Virrey del Perú acerca de las deficiencias que tiene esta ciudad en asuntos de defensa, y lo importante que resulta que esté “con bastante defensa, de suerte que ningún enemigo corsario le pueda ofender, por ser como es la llave de toda esta costa de Tierra Firme, porque estando ella segura y teniendo fuerza para salir a ofender a los enemigos que en la costa anduvieren, y en caso que no hubiese tanta fuerza (I. 52) para poderlos tomar, a lo menos fuesen parte para ahuyentarlos y limpiar la costa”, y le plantea “las cosas que para conseguir la seguridad de esta costa … parecía convenir”, las cuales expone a continuación: 
Lo primero que solicitan es que el Rey Felipe ordene “que todas las flotas que viniesen d[e] España a la provincia de Tierra Firme, llamada Castilla del Oro, donde se hace la descarga derecha de las dichas flotas, entrasen necesariamente en el puerto de esta ciudad y que aquí descargasen toda la ropa y mercaderías que trajesen (I. 53) para ella y para el Nuevo Reino de Granada y Gobernación de Popayán e Isla de Cuba y otras partes para donde vienen mercadurías”, y que allí permanezca la flota el tiempo “necesario para descargar las tales mercaderías, y aviarlas y cobrar los derechos a su majestad pertenecientes”. 
Solicitan que al regresar las flotas que deben volver a España, lleguen también a Cartagena, para que allí se abastezcan “de lo necesario para su viaje, pues en esta ciudad hay más aparejo y comodidad para se proveer la tal flota de lo necesario para su viaje que en otra ninguna parte de estas Indias por donde las tales flotas de necesidad han de pasar”, y además, es conveniente que así se haga, porque a esta ciudad llega “toda la hacienda que su majestad tiene en el Nuevo Reino de Granada y parte de la Gobernación de Popayán y lo que (I.54) se le envía en perlas y oro de la Pesquería de las Perlas de la ciudad del Río de la Hacha” y todo ello más lo que se envía de Cartagena, “ha de ir de fuerza, para ir con seguridad en las tales flotas”, y si no entran de ida y vuelta a esta ciudad, y están en ella “el tiempo necesario para lo susodicho, recibiría Su Majestad gran deservicio por no poder ser socorrido de su hacienda que hay en las provincias dichas”. 
Los “mercaderes, tratantes y contratantes” también recibirían mucho daño si las flotas no paran en Cartagena, así como “los vecinos y moradores de las dichas provincias del Nuevo Reino de Granada y Popayán y otras partes que de aquí se proveen, por no se poder proveer de otra ninguna parte con comodidad” (I. 55) porque si no paran en Cartagena, forzosamente tendrían que ir hasta el Nombre de Dios a proveerse y a comprar lo que necesitan para su sustento, “so pena de despoblarse las dichas provincias del Nuevo Reino de Granada y otras partes dichas”, y al saber los corsarios y sus enemigos “que el tal género de contratación se había de hacer de fuerza, que para ello se habían de llevar y enviar a la dicha ciudad del Nombre de Dios gran suma de pesos de oro y que esta había de ir en fragatas en que no hay defensa ninguna, con la ocasión de la mucha ganancia tomarían ánimo de estar y reparar en las islas y puerto de esta costa para hacer lance y presa de gran ganancia (I. 56) y provecho suyo como se ve por experiencia cada día”, y para ilustrar el punto, menciona la fragata que aquellos enemigos tomaron, en la que venía Juan Ortiz de Zárate, y otras naves que han tomado, lo cual sería “sería total destrucción de esta ciudad y aún del dicho Nuevo Reino de Granada, en cuya conservación va mucho a su majestad, por ser estas provincias y distrito uno de los más principales y ricos de estas partes” y como se sabe que cada día va en aumento, acrecentando así la Hacienda del Rey, si para proveerse tendrían que viajar hasta Nombre de Dios, “demás de los inconvenientes dichos, por la mucha costa y gasto que tendrían, se seguiría de fuerza a venir a disminución la contratación de las tales partes y provincias, y cesando lo dicho, se seguiría disminución en las (I. 57) haciendas y granjerías que cada día van en aumento, y de ello vendría a disminuirse los quintos y rentas reales”. 
El señor Campuzano suplica en nombre de esta ciudad que, “mirando con la consideración que se requiere por la conservación y aumento de esta ciudad como una de las importantes de estas partes”, el Virrey, quien tiene “comisión y autoridad para proveer en este caso y en otros lo que tocare a su Real Servicio conforme a lo por vuestra excelencia propuesto” (I. 58) ordene que esta ciudad “quede proveída de artillería, armas y munición bastante para su defensa, acrecentando el número de artillería a cumplimiento por lo menos de diez piezas de artillería de bronce, que algunas sean de veinte y cinco quintales”, y algunos versos, tiros de hierro, arcabuces y otras armas que propone el Virrey.
Respecto al costo que deben pagar tanto la ciudad como el Rey, aprueban que sea la mitad cada uno, “porque con esto de presente, aunque no es fuerza bastante para entera seguridad, parece quedará esta ciudad con algún ánimo para se defender y hacer el deber hasta morir, demás de que mediante este socorro, siendo entendido por los vecinos, de otras provincias si animarán a venir (I. 59) a poblar esta ciudad” y que crezca hasta tal punto que se pueda sustentar y defender por sí misma.
Con todo lo dicho solicitan al Virrey que informe al Rey “acerca de lo que le importa la defensa de este puerto”, y quedan con la certeza que “su majestad será servido de proveer con brevedad todo lo que convenga al aumento y remedio de esta ciudad”.
Para terminar, el Procurador Campuzano informa que cuando llegó a Cartagena la Flota en que venía el Virrey Toledo, la ciudad estaba muy desproveída de todo lo que necesitaban (I. 60), y que “por ningún dinero se hallaba ningún mantenimiento de los que vienen de los reinos d[e] España, y así valía una arroba de vino quince y veinte pesos y más, y una vara de lienzo todo lo que por él quisiesen pedir, y las demás cosas de esta manera”, y lo más importante es que “si nos viéramos en algún aprieto de corsarios, no había una libra de pólvora ni otra munición ninguna para nos poder defender, de suerte que si no entrara la dicha flota en esta ciudad, fuera su total destrucción, y cuando la flota volviera por aquí de vuelta, pudiera ser no hallara cosa alguna para su provisión, que fuera harto inconveniente para que no pudiera conseguir lo que su majestad le manda”, lo cual podrá ver pues es “tan público y notorio en esta ciudad” (I. 61), y corroborado por testigos (I. 62).

Módulo de descriptores
Onomásticos
Personas Mencionadas Cargo 1 Cargo 2
Campuzano, Bartolomé
Procurador del Cabildo de Cartagena
Toledo, Francisco de
Virrey del Perú
Felipe II
Rey de España
Temáticos
NIVEL 1 NIVEL 2 NIVEL 3
Ciudad Cabildos Solicitudes
Comercio Mercancía
Comercio Precios Alimentos
Comercio Precios Telas
Comercio Precios Vino
Defensa Armadas reales Alistamiento para viajes
Defensa Armadas reales Custodia de mares
Defensa Armadas reales Custodia de navíos
Defensa Armadas reales Rutas de armadas
Defensa Armamento Dotación de armamento
Defensa Armamento Especificaciones técnicas
Defensa Armamento Financiación de armamento
Defensa Armamento Solicitud de armamento
Defensa Armamento Solicitud de artillería
Defensa Armamento Solicitud de municiones
Defensa Conflictos bélicos Asedio de corsarios
Defensa Conflictos bélicos Ataques de corsarios
Explotación de recursos Pesquería de perlas
Explotación de recursos Pesquería de perlas Transporte de perlas
Gobierno Asuntos de gobierno Virreyes
Hacienda Administración de Hacienda Recaudo de impuestos
Hacienda Aduana Descargue de mercancía
Hacienda Aduana Inspección de mercancía
Hacienda Egresos de la Corona Armamento
Hacienda Egresos de la Corona Dotación de armadas
Transporte Marítimo Armadas reales
Transporte Marítimo Impuestos de la Corona
Transporte Marítimo Metales preciosos
Transporte Marítimo Perlas
Institución
  • Armada Real Española
  • Cabildo de Cartagena
  • Flota de Tierra Firme
Lugares mencionados original Ubicación geográfica actual Lugar
Costa de Tierra Firme
  • Centroamérica
  • Costa Atlántica
  
Provincia de Cartagena
Cartagena
  • Suramérica
  • Colombia
  • Bolívar
  • Cartagena
  
Provincia de Popayán
  • Suramérica
  • Colombia
  • Cauca
  
Costa de Tierra Firme
  • Suramérica
  • Colombia
  • Costa Atlántica
  
Nuevo Reino de Granada
  • Suramérica
  • Colombia
  • Cundinamarca
  
Provincia de Santa Marta
Río de la Hacha
  • Suramérica
  • Colombia
  • La Guajira
  • Riohacha
  
Provincia de Santa Marta
  • Suramérica
  • Colombia
  • Magdalena
  

Source URL: https://catalogocalamari.com/documento/a-cc-0011-11